• Quienes Somos
  • Nuestros Valores
  • Prensa y RTV
  • Servicios
  • DONAR
  • Contacto

Noticias Alojamientos

Ángeles en el Camino

Radio Camino de Santiago 13 septiembre, 2021


Fondo
Pincha en el icono del mundo y elige tu idioma para escuchar la publicación.

Ángeles en el Camino: Hace muchos años que un villafranquino excepcional en todo llamado Norberto Beberide decía: Cuando pasen algunos años El Camino de Santiago, será un hervidero de gente ávida de llegar a postrarse ante los pies de Santiago.

Decía esta profecía cuando dirigía con otros amigos, también de esta villa, las obras de restauración de la Iglesia de Santiago y la maravillosa y siempre admirada Puerta del Perdón, que tiene el privilegio de que cualquier peregrino puede ganar el Jubileo igual que en la Puerta Santa de Santiago de Compostela, merced a una bula otorgada por los papas Calixto III y refrendada por Urbano II, mientras que algunos eruditos afirman que fue Alejandro VI quien concluyó y refrendó el privilegio, siempre que sea por enfermedad o accidente.

Beberide tenía, además de grandes conocimientos, una enorme intuición y siempre parecía que vivía cincuenta años por delante de aquellas personas que le rodeaban. Pero esto no extrañaba a nadie, debido a que era considerado por los que teníamos el privilegio de estar en su entorno porque siempre pensábamos que era la reencarnación de Leonardo Da Vichi, que en palabras del gran escritor Victoriano Crémer y a la vista de sus innumerables virtudes, nadie dudaba. La magnífica restauración se realizó sin coste alguno a la Diócesis ni al Ayuntamiento, porque hubo multitud de colaboraciones, tanto de material como de mano de obra.

No tardó mucho tiempo en ir cumpliéndose la profecía de Norberto Beberide y cada año iba creciendo el número de peregrinos que hacían el Camino y un camionero llamado Jesús Arias Jato, hizo un pequeño albergue en una finca muy próxima, que se llamó el Albergue de Jato y se dio la circunstancia de que era el primero que se hacía en toda la ruta que comprende el Camino Francés. Me estoy refiriendo a una época de hace más de cincuenta años y mientras ‘Jato’ marchaba por las carreteras del mundo, su esposa y sus siete hijas cuidaban a los escasos peregrinos, que pernoctaban gratuitamente en un albergue, que más parecía un cobertizo, pero que era ideal para reponer fuerzas a los caminantes exhaustos.

LEER MÁS…

FUENTE: LA NUEVA CRÓNICA

Etiquetado como:.

Publicación anterior