• Quienes Somos
  • Nuestros Valores
  • Prensa y RTV
  • Emisora
  • DONAR
  • Contacto

Cultura, arte e historia

Añu Xacobéu. Camino de poetas

Radio Camino de Santiago 25 agosto, 2022


Fondo

¡DESCARGA NUESTRA APP GRATUITA!



Llevántome bien ceo. Disfruto de la caricia del airín del alborecer y camino. La sienda ye por veces sobre llano y por veces pindia y entama a arreguerame’l sudu. El paisaxe ye paz. Siéntense el ruxe ruxe de les fueyes de los árboles y otros sones. Paso per santuarios antiguos, entro, digo un rezar y pido tres deseos, asina como m’enseñó la maestra, cuando nos afirmaba que siempre qu’entráremos nuna ilesia por primera vez, pidiéremos tres deseos, y ún diba cumplise, de xuru. Ilusiones de neña que me presta siguir manteniendo.

Alcuentro flores del monte, nietes, perfumaes, formoses… Siento los páxaros que m’espierten cantando l’alborada. Siento que m’abracen les canes de los árboles y siento placer, el placer de la Naturaleza que tanto afalaga a los andariegos, como yo. Y alimento’l maxín de les anéudotes, los cuentos, les lleendes que sabe la xente de los llugares onde faigo una posa. Nun puedo contar tolo que deprendí camín alantre. Tengo’l maxín enllenu de coses guapes.

Préstame recordar una lleenda que me contaron en Grandas de Salime, y que vieno a confirmar que’l diañu anda sueltu, magar que la xente de la mio tierra crea que ta presu nuna ilesia de Parl.leiru (Vil.layón). Quiciabes lo prendieron dempués de que bautizare los pueblos de Salime y Subsalime. Según nos diz la lleenda, el diañu bautizó los dos pueblos cuando llogró salvase de morrer afogáu nel ríu Navia, magar que los vecinos lu quixeren calumbar pa siempre. Nesti llugar impresionóme saber sobre los pueblos que duermen la eternidá soterraos no embalse, agora con poco agua. Y revivir la tristura de les persones que tuvieron qu’abandonar parte de la so vida. Hasta dalgunos de los sos difuntos descansen nos campusantos ellí añagaos.

Vánseme les hores nestos pensares, ente‘l camín y les ensoñaciones. Nun puedo por menos d’espeyar nestes ringleres, la mio visita al Muséu Etnográficu de Grandas. Ellí pasé la tarde, ente golores y “sabores”. Sentéme na mesa del maestru, o de la maestra y reviví la mio escuela de neña, en Belén, y los mios primeros llibros y el golor de la pizarra y el tactu de la saquina que mio madre me fixo pa borrar lo escrito col pizarrín de mantega. Y el chigre, onde se pescancia’l golor a vinu y a viandes. Y la cama, col orinal debaxo. Y tantes coses.

Pincha en el icono del mundo y elige tu idioma para escuchar la publicación.

Etiquetado como:.

Publicación anterior