• Quienes Somos
  • Nuestros Valores
  • Prensa y RTV
  • Emisora
  • DONAR
  • Contacto

Cultura, arte e historia

El Claustro renacentista de la Catedral de Santiago

Radio Camino de Santiago 23 agosto, 2022


Fondo

¡DESCARGA NUESTRA APP GRATUITA!



El primer claustro que se construyó fue en época de Gelmirez. El segundo en el siglo XIII y el actual es el tercero del año1521 mandado construir por el arzobispo Alonso III de Fonseca.

Fonseca contrató a los mejores arquitectos de la época: Juan de Álava, Gil de Hontañón, Juan de Badajoz y Alonso de Cobarrubias. Gaspar de Arce finaliza la fachada Oeste en 1590 con una bella galeríaEs de estilo ojival y renacentista ocupando más de 2.000 metros cuadrados.

Paseando por su larga galería interior de 45 metros de largo por 6 de ancho, una bella muestra del gótico castellano, se va observando las veinte arcadas, las llama­tivas nervaduras en el interior cruzándose las anteriores y posteriores de su frente, las 24 bóvedas. El friso en los muros interiores es renacentista. En el patio crestería afiligranada muy llamativa y tres relojes solares del año 1601.

Se dice que en el ala norte puede estar enterrado el arzobispo Gelmirez. Está lleno de enterramientos de obispos y canónigos como López Ferreiro, Amor Ruibal, Viqueira o don Jaime García.

Primera impresión:

Delante de la fuente y mirando a la Torre del Tesoro (piramidal con balcón) se observa la crestería. Vemos la galería que corre alrededor del patio (paseo largo de los arzobispos en sus meditaciones) en medio de esta enorme quietud solo rota por el gregoriano imaginando sus tonos antiguos. En la galería se ven las bóvedas ojivales, un conseguido friso esculpido donde se apoyan las nervaduras. En el interior las largas pilastras cuadradas (muy decoradas en su final) alcanzan la crestería.

En el sur está la Veeduría o Secretaría y la puerta que comunica el claustro con el exterior, por el interior del ala Oeste está la puerta del Museo Arqueológico, la Sala de Tapices, la Biblioteca y la Sala Capitular. En 1751 se incendiaron la Biblioteca y Sala Capitular, posteriormente reconstruidos por el arquitecto Ferro Caaveiro, discípulo de Casas y Novoa.

LEER MÁS…

FUENTE: MUNDIARIO


Pincha en el icono del mundo y elige tu idioma para escuchar la publicación.

Etiquetado como:.

Publicación anterior