• Quienes Somos
  • Nuestros Valores
  • Prensa y RTV
  • Servicios
  • DONAR
  • Contacto

Noticias Camino

La ‘Niña’ de la Ruta Xacobea

Radio Camino de Santiago 16 agosto, 2020


Fondo

Miles de muertos en España por el covid-19, viajes entre provincias prohibidos excepto algunas contadas excepciones, la incertidumbre de qué pasaría en los próximos meses, de cómo evolucionaría la enfermedad… Y, de pronto, fase 1. Paseos por franjas horarias: semilibertad. Jesús Ciordia, igual que el resto, salía en mayo a disfrutar de las primeras caminatas en Pamplona. Él, uno de esos peregrinos que levanta los dedos de ambas manos para contar cuántas veces ha realizado la Ruta, ya soñaba con volver a coger su mochila rumbo a una de las plazas más famosas de la geografía española.

Un poco más lejos de allí, al mismo tiempo, su amiga Mariló López veía por televisión cómo la mayor parte de españoles avanzaban en la desescalada con el acelerador más pisado que su ciudad de residencia, Madrid. Ella, malagueña de nacimiento, tampoco es novata de las rutas jacobeas. Con más soltura y memoria que muchos gallegos, nombra de carrerilla pueblos de la Comunidad: los nombres propios de sus recorridos hacia Santiago.

Volviendo al norte, en La Trinidad de Arre, a unos cinco kilómetros de Pamplona, José Luis Miral ya planeaba cómo transformar su albergue en un hospedaje seguro para los peregrinos ante la pandemia sanitaria. Como es costumbre, sus amigos del pueblo y otros hosteleros se unieron para ayudarle en cuanto se permitieron las reuniones de varias personas. Entre todos, y con una barbacoa de por medio, se juntaron para la puesta a punto. Uno de esos voluntarios era Jesús, nuestro apasionado del Camino.

LA IDEA. “Tengo una tontuna por la cabeza que no sé yo si…”. Esa es la frase con la que nació la Niña. Jesús se la contó a su grupo de amigos en esa comida. Tenía sus dudas de si su idea tenía algún sentido: una mochila que pudiese realizar el Camino de Santiago pasando de mano en mano en honor a las víctimas del coronavirus, y también como una representación de los peregrinos de todas las partes del mundo que este año se han tenido que quedar en sus casas. Además, si la circulación entre provincias seguía complicada, la mochila sí podría pasar de un lado a otro: “No es una persona”, pensó Ciordia. Desde ese día, se convirtió en el padre de la Niña. Y rápidamente buscó compañía para su aventura. La encontró en Madrid, sí, en Mariló, conocida como la madre.

“Él pensó que yo podía darle forma, y me preguntó si creía que sería una buena idea”. Mariló, igual que José Luis, tuvieron muy claro que esa tontuna que rondaba la cabeza de Ciordia sí era una buena idea. Y rápidamente quisieron unirse de algún modo al proyecto. Lo primero fue la organización: comunicar la idea en los grupos de peregrinos de los que forman parte en las redes sociales y ver cómo encajar las etapas de la mochila viajera.

LEER MÁS…

FUENTE:https://www.elcorreogallego.es/

Pincha en el icono del mundo y elige tu idioma para escuchar la publicación.
Publicación anterior