• Quienes Somos
  • Nuestros Valores
  • Prensa y RTV
  • Emisora
  • DONAR
  • Contacto

Noticias Camino

La tradición de prestar cobijo y ayuda al peregrino

Radio Camino de Santiago 12 noviembre, 2022


Fondo

¡DESCARGA NUESTRA APP GRATUITA!



Para llegar a Santiago no hay un solo camino, sino tantos como peregrinos que se dirigen a visitar al Apóstol. Y no ya solo por la ruta que siguen sus pies, sino por la experiencia interior que cada uno vive a lo largo de los kilómetros, los pueblos y las ciudades que va dejando a su paso. Jornada tras jornada, el cansancio se va acumulando y al final del día es necesario un lugar donde reponerse, descansar, pasar la noche y recargar fuerzas para continuar al día siguiente. Los albergues de peregrinos, repartidos por todas las rutas oficiales que llevan a Santiago, son ese alto en el camino tan ansiado y necesario que cuida a quienes se dirigen a Compostela.

A lo largo de los siglos, la acogida hospitalaria fue un hecho habitual en la sociedad medieval, e inspiró la fundación de centros específicos para el creciente número de peregrinos. Esta tradición de prestar cobijo y ayuda al peregrino fue asumida en 1993 por la Xunta de Galicia, y nació así una densa red de albergues públicos en las rutas jacobeas. Ya sea a través de edificios históricos restaurados y habilitados, o mediante modernos centros de nueva construcción, los albergues se han convertido en mucho más que un lugar donde pasar la noche. Estos refugios de peregrinos son el punto de encuentro ideal en el que compartir experiencias jornada tras jornada, donde hacer amistad con otros peregrinos y donde ir dando forma a ese camino que avanza al ritmo de nuestros pasos en esa peregrinación universal que es el Camino de Santiago.

El descanso del peregrino

Los albergues están abiertos para todos porque todos los peregrinos necesitan descansar, pero como su capacidad no es infinita, es necesario fijar un orden de prioridad para que quien más lo necesita no se quede sin cama. No está igual de cansado quien inicia ese día su camino que quien lleva varios días caminando, o quien lo hace a pie cargando con su mochila que quien viaja con coche de apoyo, por lo que es necesario marcar ciertas prioridades. De ese modo, los peregrinos con limitaciones físicas tienen preferencia ante todos los demás, y de hecho las personas con discapacidad son las únicas que pueden reservar su plaza con anterioridad. Les siguen en el orden de prioridad los peregrinos a pie, después los que hacen el camino a caballo, seguidos de los que lo hacen en bicicleta, los que cuentan con coche de apoyo y finalmente los que comienzan su camino en ese punto.

LEER MÁS…

FUENTE: EL DIARIO

La granadina Carlota Valenzuela llega a Israel 10 meses y 6.000 kilómetros


Pincha en el icono del mundo y elige tu idioma para escuchar la publicación.
Publicación anterior