• Quienes Somos
  • Nuestros Valores
  • Prensa y RTV
  • Servicios
  • DONAR
  • Contacto

Noticias Alojamientos

Los hospitaleros se resignan a otro verano flojo

Radio Camino de Santiago 24 mayo, 2021


Fondo
Pincha en el icono del mundo y elige tu idioma para escuchar la publicación.

Los hospitaleros se resignan a otro verano flojo: El pasado día 9, con el levantamiento del estado de alarma, un rayo de esperanza se filtró por puertas y ventanas de los albergues a lo largo y ancho del Camino de Santiago burgalés. La libertad de movimiento comenzó a dejarse notar con el goteo de peregrinos y las instalaciones, muchas hasta entonces cerradas, se abrían para recibir con los brazos abiertos a los primeros peregrinos de este Año Santo, que sin embargo, no creen que vaya a atraer por ello a más viajeros, con la covid aún entre nosotros.

La mayoría de los gestores de los albergues, bien municipales o privados, creen que la avalancha se producirá el próximo año 2022 al que el Papa Francisco ha ampliado el Año Santo Xacobeo debido a los inconvenientes que la pandemia está suponiendo para celebrarlo con normalidad este año. Se saca así un año extra, bien recibido por la Asociación de Amigos del Camino de Santiago y por los hospitaleros ante las poco halagüeñas expectativas que tienen de cara a los próximos meses de este año, pese a esa libertad de movimiento, «hay miedo aún, no se sabe muy bien qué albergues están abiertos o cuales no», explican muchos de los hospitaleros que recuerdan, además, que de momento tienen aforo en sus instalaciones, ahora con un tercio solo de sus plazas disponibles, para poder garantizar las distancias de seguridad y cumplir el protocolo anticovid.

Así, el optimismo y pesimismo se reparten a partes iguales, pero en general, son más los segundos y consideran que este verano lo dan por perdido y opinan, en todo caso, que esperan más afluencia en otoño, cuando haya avanzado la vacunación no solo en España sino en Europa y quizás cuando también puedan llegar peregrinos americanos o asiáticos, a quien ahora echan de menos. Por el contrario, los pocos caminantes que se albergan son mayoritariamente europeos -con los franceses a la cabeza-, italianos, holandeses, belgas, alemanes e irlandeses. Los españoles empiezan a moverse, pero aún son minoría, explican.

LEER MÁS…

FUENTE: DIARIO DE BURGOS

Etiquetado como:.

Publicación anterior