• Quienes Somos
  • Nuestros Valores
  • Prensa y RTV
  • Servicios
  • DONAR
  • Contacto
  • Inicio
  • keyboard_arrow_right Historias y más
  • keyboard_arrow_right Mochila a la espalda: todos los caminos llevan a Santiago

Historias y más

Mochila a la espalda: todos los caminos llevan a Santiago

Radio Camino de Santiago 27 junio, 2020


Fondo
Pincha en el icono del mundo y elige tu idioma para escuchar la publicación.

Las rutas jacobeas, reconocidas como patrimonio de la humanidad desde 1993, se han convertido en caminos universales que recorren millares de personas procedentes de 180 países del mundo. Preparados para el año santo, que situará de nuevo a Galicia en el mapa mundial de las peregrinaciones en 2021, recorremos todos los caminos que llevan a Santiago.

Vía de la Plata la ruta menos conocida

Partiendo de Sevilla y compuesta por 38 etapas en más de mil kilómetros, es la gran desconocida Ruta Jacobea y recorre ciudades históricas como Sevilla, Mérida, Cáceres y Salamanca. Tiene dos itinerarios desde A Gudiña hasta la ciudad de Orense. La más utilizada por los peregrinos es por Laza, la conocida como Verea Sur. Su alternativa transita por el valle de Monterrei hasta Verín. Ambas siguen juntas desde Orense hasta Santiago por Cea, Dozón, Silleda y Ponte Ulla. Además de su riqueza patrimonial y artística, se caracteriza por sus largas etapas y sus hermosas dehesas y bosques claros de encinas.

Patrimonio natural

En Mérida merece la pena detenerse por su conjunto arqueológico, que, con el Teatro y el Anfiteatro Romano a la cabeza, está declarado Patrimonio de la Humanidad. Además, presume también de su Alcazaba musulmana, el Circo Romano, el Templo de Diana, la Casa de Mitreo y su Museo Nacional de Arte Romano. Cáceres y su casco antiguo albergan uno de los conjuntos monumentales de la Edad Media y el Renacimiento más importantes del mundo. Imprescindibles también Salamanca y Zamora. En el camino se cruza la desconocida Allariz, una villa de cuento donde visitar el puente de Vilanova, las curtidurías y su mercado ecológico de los sábados. Y muy cerca, Santa Mariña de Aguas Santas, del siglo XII, hechiza con su singular cementerio, su fuente de los milagros y el Castro de Armea. Desde aquí, la Vía de la Plata cruza Orense, la ciudad de los puentes, donde aún brillan las Aquae Aurente, las arenas auríferas del Miño que encandilaron a los romanos. Hoy no hay oro, pero sí unas aguas muy valiosas, las termales.

LEER MÁS…

FUENTE: https://www.elperiodicomediterraneo.com/

Publicación anterior