• Quienes Somos
  • Nuestros Valores
  • Prensa y RTV
  • Emisora
  • DONAR
  • Contacto
  • Inicio
  • keyboard_arrow_right Noticias Alojamientos
  • keyboard_arrow_right Ser hospitalero en el Camino de Santiago, una forma de voluntariado

Noticias Alojamientos

Ser hospitalero en el Camino de Santiago, una forma de voluntariado

Radio Camino de Santiago 29 julio, 2022


Fondo

¡DESCARGA NUESTRA APP GRATUITA!



Los hospitaleros atienden de manera voluntaria a todos aquellos peregrinos que circulan por el Camino de Santiago y les ofrecen atención y ayuda material y espiritual en los albergues o en parroquias

Desde la antigüedad, todos los pueblos se han caracterizado por ofrecer cobijo y hospitalidad al extranjero. En el caso de los cristianos, percibimos continuamente esta acogida al leer el Nuevo Testamento: por ejemplo, cuando María va a casa de su prima Santa Isabel, o en episodios de la vida de Jesús, como cuando Zaqueo o su amigo Lázaro le invitan a su casa.

Hospitalidad peregrina

Por esta razón, desde que se descubrió la tumba del Apóstol Santiago en Compostela, en el siglo XI, y muchos peregrinos comenzaron a seguir el Camino desde todos los rincones de Europa, éste ha sido un lugar donde se respira hospitalidad cristiana.

En el Evangelio podemos leer: “porque tuvehambre, y me dieron de comer; tuvesed, y me dieron de beberestaba de paso, y me alojarondesnudo, y me vistieronenfermo, y me visitaronpreso, y me vinieron a ver«

vatican.va

Voluntarios en los albergues

Esta cita evangélica nos ilustra sobre cómo vivir la caridad, como la que se respira en el interior de los albergues de peregrinos, donde muchos voluntarios atienden a todo aquel recién llegado que lo necesite.

Estas personas que ayudan al peregrino de forma altruista y cuidan de su cuerpo, pero también de su alma, manifiestan de forma patente esta hospitalidad cristiana. Por esta razón se les llama “hospitaleros”.

Aleteia ha hablado con dos de ellos: Toño, un mexicano que dedica sus veranos desde hace más de 15 años a atender diferentes albergues, y con Elena, que en junio tuvo su primera experiencia como hospitalera en la parroquia de O Cebreiro (Lugo).

Devolver lo que les ha regalado el Camino

Muchos hospitaleros, como es el caso de Toño y de Elena, después de peregrinar a Santiago, desean mantener el contacto con el Camino. Su experiencia ha sido tan enriquecedora y tienen tanto que agradecer, que algunos deciden devolver lo que les ha regalado el Camino. Y deciden convertirse en hospitaleros.

Toño nos cuenta que la primera vez que realizó el Camino fue en los años setenta del siglo pasado “cuando un amigo gallego me mostró parte de éste, todavía sin la estructura ni el auge que años después vino a cobrar; toda una aventura. Historia, literatura, música, paisaje y leyendas que abrieron mi apetito por adentrarme más en un tema milenario que sonaba a fantasía”.

En el caso de Elena su encuentro con el Camino fue diferente, porque ella reside en Uterga, una población cercana a Pamplona por donde pasa la ruta jacobea. Así que desde siempre había empatizado con los peregrinos que pasan por allí.

Pero fue una amiga suya, voluntaria desde hace muchos años, la que la animó a hacer de hospitalera, ahora que está recién jubilada. Así que en junio se trasladó hasta O Cebreiro para ayudar en la acogida de peregrinos en la parroquia de esta población gallega.

No son unas vacaciones

En realidad, esta hospitalidad y acogida fraterna es un aspecto fundamental de la ruta jacobea. De hecho, es lo que diferencia el Camino de Santiago de cualquier otra ruta y lo convierte en algo más profundo que un destino turístico y unas vacaciones cualquiera. Tanto para los peregrinos como para los hospitaleros.

LEER MÁS…

FUENTE: ALETEIA.ORG

«Las Estrellas del Camino»


Pincha en el icono del mundo y elige tu idioma para escuchar la publicación.
Publicación anterior