• Quienes Somos
  • Nuestros Valores
  • Prensa y RTV
  • Servicios
  • DONAR
  • Contacto

Noticias Alojamientos

Un oasis de paz en el corazón del Camino de Santiago

Radio Camino de Santiago 1 septiembre, 2021


Fondo
Pincha en el icono del mundo y elige tu idioma para escuchar la publicación.

Un oasis de paz en el corazón del Camino de Santiago

Con una inversión millonaria -que no quieren desvelar-, 14 meses de obras y la creación de 7 puestos de trabajo, la Quinta San Francisco está lista para abrir sus puertas el miércoles 1 de septiembre, aumentando así la oferta hotelera de calidad de Castrojeriz, tanto para los peregrinos como para turistas en general. El nuevo hotel rural cuenta con 21 habitaciones, 17 dobles y 4 individuales, se autoabastece de electricidad gracias a su propia instalación fotovoltaica y ofrece un concepto diferente y novedoso para hacer la estancia de los usuarios lo más cómoda posible, pensado sobre todo para los muchos peregrinos que pasan por la villa después de horas arrastrando sus pies por el universal Camino y que buscan un lugar íntimo, sin lujos pero con confort.

Enclavado en una parcela de 1,5 hectáreas en lo que fue un antiguo convento del siglo XIV, el núcleo central del proyecto, es decir, el alojamiento rural, ocupa el edificio de una antigua casona de caza familiar donde se ubican el grueso de las habitaciones con sus baños, recepción, sala de estar-comedor y una tienda gourmet para que los usuarios pueda disponer de alimentos a su gusto, pensando sobre todo en ofrecer ese servicio al mediodía. Desayuno tipo bufet y menú a la hora de la cena completan el servicio de restauración que se ofrece a los usuarios.

Esta edificación principal ocupa 856 metros cuadrados y se ha visto ampliada con una de nueva edificación colindante de 408 metros cuadrados, en la que se ubica el restaurante denominada ‘La Bodega’ y el espacio wellness, con salas de masaje, camas calientes, baño turco o ducha escocesa, todo ello con vistas a través de una gran cristalera a la terraza exterior, la zona ajardinada y de huerta, y con el objetivo de mimar a los clientes.
La gran luminosidad y la apuesta por el blanco y el minimalismo en todos los espacios del alojamiento es otra de las características de la instalación, en la que los materiales nobles como la madera se han conservado, restaurando las piezas o elementos que estaba en peor estado, de tal manera que del lugar emana una tranquilidad y sosiego que ha sido buscado específicamente como su seña de identidad por el grupo vasco inversor, que puso en manos de Gaztelu Arquitectos el diseño de este alojamiento a los pies del castillo de la villa, y que aúna la arquitectura clásica con el diseño moderno.

LEER MÁS…

FUENTE: DIARIO DE BURGOS

Etiquetado como:.

Publicación anterior