• Quienes Somos
  • Nuestros Valores
  • Prensa y RTV
  • Servicios
  • DONAR
  • Contacto

Noticias Camino

Villancicos en el camino de Santiago

Radio Camino de Santiago 2 enero, 2022


Fondo

Villancicos en el camino de Santiago: Desde Roncesvalles, hago un alto en La Calzada y otro en Burgos. Observo que en los templos hay muestras de días de gloria y otras de incertidumbre y dudas. Observen.

En Santo Domingo de la Calzada, en la navidad de 1779, el cabildo decidió cortar por lo sano. Estaba harto y comunicó que, ya que los nuevos villancicos no convencían, se cantasen los del año pasado (ya aprobados), ordenando a su ejecutor -el maestro de capilla- que los presentase con más tiempo para poder enmendarlos si hiciera falta (17-12-1779). Así de fácil parecía.

Pero, en 1799 aún se mantenían. Se criticó su falta de decoro y lo sucedido el día de los Santos Inocentes, fecha en que los niños de coro campaban a sus anchas. Se convocó una reunión para poner fin al desaguisado y resolver lo que más convenga sobre la composición en latín o castellano (1-1-1800). Se optó por el castellano y se le indicó al maestro que compusiera con la mayor seriedad correspondiente a la santidad del templo (31-1-1800).

Incluso hubo un año que la emprendieron con el organista. Se le había pedido igual gravedad, enviándole aviso en el Ofertorio de la Misa, pero resultó multado pues en vista de este recado y despique, había seguido tocando por cinco días como un principiante (22-9-1804). ¡Ni hecho a propósito!

En la catedral de Burgos, en 1768 se hizo mudanza de villancicos en romance por responsorios en latín. Es dato significativo.

Además, se le indicó al maestro de capilla acorte los villancicos de modo que no impidan la solemnidad de los maitines que pide tan gran solemnidad (11-12-1772). Y, años después: que los maitines se echen con toda solemnidad correspondiente, sin defraudar en nada de esta parte esencial y que el tiempo que sobra hasta las 12 se haga de los villancicos que quepan (11-12-1786).

El rellenar con “los villancicos que quepan” venía motivado por la hora del inicio de los oficios nocturnos (hacia las 21 hs) y el atropello que suponía querer cantar todos los villancicos antes de comenzar la misa de medianoche. Era hacer encaje de bolillos, pretendiendo complacer a músicos, clérigos y pueblo fiel.

LEER MÁS…

FUENTE: EL CORREO GALLEGO

Pincha en el icono del mundo y elige tu idioma para escuchar la publicación.

Etiquetado como:.

Publicación anterior